VIVE Flow: del HYPE al FLOP en 24 horas con el nuevo visor de Realidad Virtual de HTC

Analizamos el nuevo lanzamiento de HTC: un visor compacto y ligero de Realidad Virtual que se queda a medio gas en su intento de revolucionar el mercado. Un dispositivo semi-standalone (ahora veremos por qué) de menos de 200 gramos que se aleja del gaming y trata de acercarse al entretenimiento y al bienestar inmersivos.

Pero antes, si prefieres ver este post en vídeo en lugar de leer este artículo solo tienes que darle al play y disfrutar de nuestro destripe de las HTC Vive Flow en menos de 10 minutos:

Un hype inicial: soñamos a lo grande

Hace apenas unos días, os contábamos cómo HTC estaba jugando con nosotros con el próximo evento que tenían planeado. Todo parecía indicar que iban a presentar su nuevo visor de Realidad Virtual y teníamos dos cosas en mente: que sería fácil de transportar (por las imágenes de los termos) y que podía parecerse a los últimos prototipos que habían enseñado:

Vive Proton, un concepto de dispositivo VR compacto de HTC

¡Y vaya que si acertamos! El nuevo lanzamiento de las Vive Flow es prácticamente calcado al dispositivo que vemos en las imágenes.

Pero antes de llegar ahí… sigamos con el hype: ligero, compacto, con distintos fines (parecía por las pistas de HTC dirigirse al consumo de vídeo, a la meditación e incluso al trabajo). Y hasta algunos soñábamos con que podía tratarse de un dispositivo de Realidad Mixta que abriera camino a la Realidad Aumentada (al menos indoor).

Todo se tuerce: filtración en Twitter

Y justo un día antes del lanzamiento oficial, llega la filtración en Twitter. Un usuario filtra prácticamente todos los detalles de las nuevas gafas de HTC:

Se confirmaban varias cosas:

  • Que eran unas gafas de VR muy parecidas al proyecto Proton
  • Que iban a ser ligeras y fáciles de transportar (¡unos 190 gramos!)
  • Que se iban a controlar con nuestros teléfonos móviles

Descubríamos además otros detalles, como la incorporación de un ajuste de dioptrías en las propias gafas con el que conseguían alejar de una vez por todas a las gafas graduadas de la ecuación. Además, íbamos a poder proyectar nuestro móvil en VR.

¿Pintaba bien la cosa no? Posibilidades a tope. Pero ya empezamos a ver cosas raras: todo eran conceptos, mockups con photoshop que chirriaban a quienes los veíamos por su falta de naturalidad. Además, en algunas aparecían conectadas a un cable trasero y en otras no. ¿Casualidad?

Aunque fue otro detalle el que nos dejó más perplejos: el precio. Ya en las filtraciones aparecían con un precio de venta cercano a los 500€.

Espera un momento, ¿más que las Quest 2? Ya pueden ser buenas… ¿serán realidad mixta? ¿serán 100% inalámbricas? ¿tendrán algún tipo de funcionalidad oculta? ¿podré controlarlas con las manos? 😀 ¡Más hype!

Lanzamiento oficial: confirmamos las sospechas

Y llegaba el lanzamiento oficial. ¡Hasta los trailers eran chulos!

Y todas las filtraciones eran ciertas, pero… había sorpresas. Y, cómo no, para peor 😦

  • La batería petaca: no, para mí no estamos ante un dispositivo standalone. Porque si me obligas a ir todo un día pegado a una batería externa con un molesto cable hasta mis gafas… se termina toda la sensación de libertad. Las nuevas Vive Flow tienen batería interna pero dura apenas un rato, lo justo para que si se nos desenchufan de la corriente no se apaguen de forma repentina. Vamos, un fiasco.
Gafas, móvil, batería… what else?
  • La compatibilidad: no os lo váis a creer pero… las HTC VIVE Flow no son compatibles con el iPhone. De verdad. Se acaban de cargar de un plumazo al 50% de Estados Unidos. ¿Cómo puedes decir que tu misión es llevar la Realidad Virtual a los hogares y no tener en cuenta a gran parte de ellos? Lo desconozco pero, como soy usuario de Apple, automáticamente he perdido la posibilidad de comprar estas gafas.
  • La ausencia de hand tracking y de realidad mixta: parece que las dos cámaras frontales no son suficientes para traer ninguna de estas dos características al nuevo visor de HTC. O quizá sea cosa del procesador… que se niegan a decirnos cuál es pero todos creemos que estamos ante una generación más antigua que el que incorporan las Oculus Quest.
  • La resolución y la tasa de refresco: quizá otro punto que justifique la ausencia de Realidad Mixta. El visor se encuentra bastante por detrás de las Oculus Quest en cuanto a resolución (1600×1600 vs 1832×1920) y su tasa de refresco se limita a 75Hz. Sabemos que las gafas de Facebook no son su competencia directa (al menos, no lo pretenden porque no están destinadas al gaming)… pero las comparaciones son inevitables.
  • El precio: y aquí el dato más importante… 569€. Sí, el rumor era cierto. Mientras, las Oculus en Amazon, un dispositivo más completo (aunque más pesado y con otro target, es verdad) por solo 349€. Alguien no ha hecho sus deberes a la hora de pensar en el go to market.

¿A qué tipo de target te diriges, HTC?

Esa es la pregunta que nos hemos hecho muchos durante las últimas 24h. Con el mismo dinero en el bolsillo… ¿no creéis que nos decantaríamos por otro visor más potente? ¿o que, a quien no le interese el gaming, pasaría de momento de probar la realidad virtual?

Hay quien dice que no hay producto malo, sino precio equivocado. Quizá tengan razón.

Yo mismo utilizo mis Oculus para ver Netflix, para ponerme vídeos inmersivos en VR, para navegar por internet o para trabajar puntualmente… incluso para meditar. Y me plantearía comprarme estas gafas como complemento a mis Quest 2. Pero, para que esto pasase, necesitaría al menos tres cosas:

  • Que fueran compatibles con mi iPhone
  • Que no tuvieran una batería petaca
  • Y, sobre todo, que rondaran los 200€

Incluso aquellas personas a las que parece dirigirse las VIVE Flow, que entiendo que es gente a la que lo de jugar ni les va ni les viene, y que lo que quieren es ver Netflix, meditar o entretenerse un rato… ¿estarán dispuestas a pagar este dinero? Tengo mis dudas. Creo que esperarán al siguiente intento.

¿Llegaremos a ver unas Vive Flow 2 con todas las características que pedimos? Porque serían un puntazo y me tragaría mis palabras.

Lo que pasa es que, si llegan, puede que lo hagan demasiado tarde y que para entonces Facebook (¿o quizás Apple?) haya lanzado un nuevo dispositivo de realidad mixta, flexible en cuanto al uso (casual + gamer), más ligero, con mucha más calidad y por el mismo precio que ahora.

Porque… ¿podemos seguir soñando no? Al fin y al cabo, la carrera de la XR (Realidad Extendida) no ha hecho más que empezar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s